10 señales que te dicen que quizá eres adicto a tu móvil (y alguna solución)

    0
    1059

    Vivimos permanente enganchados a la tecnología. Los smartphone se han convertido en un elemento presente en todos los ámbitos de nuestra vida; nos guían cuando nos perdemos, leemos el correo electrónico, nos mantenemos en contacto con nuestros amigos… Parecen todo ventajas, y visto así, lo son, pero el problema llega cuando nos damos cuenta de que no podemos estar lejos de nuestro teléfono móvil, que constantemente miramos la pantalla, aunque no haya sonado.

    A continuación vamos a ver 10 señales que nos indican que, con bastante probabilidad, somos adictos al teléfono móvil. Son las siguientes.

    1. La gente con la que te estás comunicando está en la misma habitación que tú.
    2. Te llevas el teléfono a todas partes, incluso al baño.
    3. No sabes encender tu teléfono, porque ya ni recuerdas la última vez que lo apagaste…
    4. Tu autoestima depende del número de notificaciones que tienes.
    5. No te sabes ningún número de teléfono de las personas de tu agenda.
    6. Te vas a dormir con el móvil.
    7. Ves más a través de la aplicación de fotografía del teléfono que con tus propios ojos.
    8. Entras en pánico si de repente no ves tu móvil.
    9. Prefieres llegar tarde que llegar sin tu teléfono.
    10. No puedes dejar de mirar la pantalla, aunque estés viendo una peli o un programa.

    Cómo solucionar tu adicción al móvil

    Vamos a ver cuatro sencillas formas de parar esta adición al móvil.

    La primera de ellas consiste en poner límites. Esto lo puedes hacer, por ejemplo, obligándote a esperar una hora para coger el teléfono por la mañana, o dejándolo apagado mientras cenas o mientras estás viendo la tele.

    Poco a poco, debes ser consciente de que no es necesario responder inmediatamente a todos los mensajes, a todos los whatsapp, a todos los comentarios de tus redes sociales, a todos tus mails… Intenta esperar a cuando realmente tengas tiempo, tiempo de verdad, para ello. Así conseguirás evitar distracciones, concentrarte más mientras estudias y ser más productivo.

    Además, debes ser consciente de cómo están tus sentimientos cuando coges el teléfono. Es decir. ¿Lo haces por aburrimiento, por ansiedad, porque estás solo? Es importante identificar esas sensaciones y emociones que tratas de aliviar con el apoyo del teléfono, ya que de esta forma quizá seas capaz de ver otras alternativas para calmarlas.

    Finalmente, busca un sustitutivo. Si coges el móvil porque estás nervioso o aburrido busca otra alternativa que te haga sentir igualmente cómodo. Así lograrás estar en calma y en conexión con el mundo que te rodea, en vez de escapar y aislarte en una pantalla…

    Compartir
    Artículo anteriorLos ingenieros informáticos y sus salidas laborales
    Artículo siguiente¿Qué dice de ti tu foto de perfil en las redes sociales?
    Colabora con Becas Estudio desde su creación. Licenciada en periodismo, ha seguido muy de cerca el mundo de la educación ofreciendo día a día noticias y becas de interés para estudiantes y actuando como guía en su camino hacia la formación que les garantice un futuro profesional prometedor.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here