7 beneficios del yoga para los estudiantes

    0
    2641

    ¿Sabías que practicar yoga puede tener muchos beneficios si eres estudiante? Se trata de ejercicios que te ayudarán a respirar mejor y a relajarte, y que podrás poner en práctica en situaciones de nervios como puede ser un examen o incluso durante la preparación del mismo. Además, si ya eres un amante de esta disciplina puedes plantearte hacer un curso de profesor de yoga, ¿lo habías pensado?

    Vamos a ver de qué manera te puede ayudar esta disciplina durante tu etapa formativa. ¿Te animas a dedicarte unos minutos al día? Te cuerpo y tu mente te lo van a agradecer…

    1. Gracias al yoga consigues controlar mejor la respiración, algo que, después, te ayuda a disminuir los niveles de estrés cuando se presenta una situación tensa o que nos provoca nervios, en este caso, la llegada de un examen, una presentación oral, la entrega de un proyecto…
    2. Durante las sesiones de yoga disminuye la tensión física que se acumula en tu cuerpo durante tus largas jornadas académicas. Clases, apuntes, estudiar… Todo ello se carga en tu espalda y esta práctica te ayuda a estirar los músculos y aliviar el dolor y la tensión. También te servirá para mejorar posturas.
    3. El yoga contribuye a establecer una relación más bonita contigo mismo. Aumenta tu autoestima y eso refuerza tus relaciones, también, con los demás. Te sientes mejor y eso se nota en cómo te muestras ante tus compañeros y, lo más importante, en la manera en la que te percibes a ti mismo. Te encuentras más equilibrado y confiado en tus posibilidades.
    4. Esta disciplina te ayudará a mejorar tus niveles de concentración y atención, ya que aprenderás a no dispersarte y controlarás el aquí y ahora de tu cuerpo y de tu mente, con todos los beneficios que tiene después para tu proceso de aprendizaje.
    5. Además de los ejercicios más físicos, en yoga también hay momentos para la meditación. Esto te sirve para reducir tensiones, aumentar el autocontrol de tu cuerpo, relajar tu mente y desarrollar tu memoria.
    6. Cuando termina tu jornada de estudio nada mejor que relajarse en una clase de yoga. Tu cuerpo y tu mente desconectarán del ajetreo diario y conseguirás dormir mucho mejor, con todos los beneficios que el descanso tiene para ti.
    7. Mejora el rendimiento académico. Un estudio llevado a cabo con 800 estudiantes puso de manifiesto que aquellos que practicaron yoga durante siete semanas consiguieron descender sus niveles de estrés y mejoraron, en consecuencia, sus resultados académicos. La meditación les hizo alcanzar un estado mental que favorecía el control de la ansiedad.
    Compartir
    Artículo anteriorBecas para estudiar en EEUU
    Colabora con Becas Estudio desde su creación. Licenciada en periodismo, ha seguido muy de cerca el mundo de la educación ofreciendo día a día noticias y becas de interés para estudiantes y actuando como guía en su camino hacia la formación que les garantice un futuro profesional prometedor.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!

    Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

    Please enter your name here