Las claves para un estudio eficiente

    0
    715
    estudio eficiente

    Si quieres rendir en tu próximo examen lo primero que tienes que hacer es estudiar. Es la base para alcanzar cualquier éxito. Pero, ¿cómo hacerlo de forma eficiente? Hoy te vamos a explicar las claves que te ayudarán evitar ciertos esfuerzos que realmente no sirven para nada y a dejar de lado hábitos que no te benefician a la hora de ponerte frente a los apuntes. ¿Estás estudiando de la mejor manera posible? Compruébalo a continuación.

    1. Establece una rutina de estudio. La planificación es fundamental en prácticamente cualquier proceso, y es que marcarse un horario y cumplirlo es muy importante para alcanzar nuestras metas. Si te pones a estudiar siguiendo un orden rendirás mucho más que si te sientas frente a tus libros sin saber qué tienes que memorizar, a cualquier hora sin tener en cuenta si te encuentras despejado o desconcentrado… Si te acostumbras a seguir un horario crearás un hábito de estudio y te organizarás mejor tu día a día.
    2. Descubre las técnicas de estudio que mejor te funcionan. Cada persona es un mundo y no puedo decirte que hacer esquemas sea mejor que subrayar o que hacer un resumen o decirlo en voz alta. Tú deberás saber qué es lo que mejor te funciona a la hora de memorizar y tendrás que ponerlo en práctica en tus sesiones de estudio para poder retener mejor la información.
    3. Evita las distracciones. Fundamental. Nada de tener cerca tu teléfono móvil, ni abrir tus redes sociales o tener la televisión encendida. Los ladrones del tiempo son los grandes enemigos de la productividad en el estudio así que identifica los que están mermando tu eficacia y termina con ellos ya mismo.
    4. Haz descansos y duerme bien. Estudiar durante muchísimas horas sin parar no es adecuado. Solamente conseguirás cansarte y tu cerebro comenzará a rendir cada vez peor. Haz pequeños descansos cada cierto tiempo para despejar tu mente y estirar tu cuerpo, y retoma el estudio con más fuerza después. Además, es imprescindible que duermas bien por la noche, las horas necesarias. Será el momento en el que lo aprendido durante el día se asiente. Debes cuidar tu cabeza y tu cuerpo mucho más de lo que piensas. De ellos dependerá el éxito o no de tu proceso de estudio.
    5. Trata de encontrar el lado práctico de lo que estás estudiando. A veces hay materias que resultan complicadas por su complejidad, pero si consigues extrapolar esa información a algo que te resulte familiar y más sencillo de retener lo vas a memorizar mucho mejor.
    Compartir
    Artículo anterior¡Ya tenemos ganador de la nueva Bamboo Slate!
    Artículo siguiente6 consejos para estudiar durante las vacaciones de Navidad
    Colabora con Becas Estudio desde su creación. Licenciada en periodismo, ha seguido muy de cerca el mundo de la educación ofreciendo día a día noticias y becas de interés para estudiantes y actuando como guía en su camino hacia la formación que les garantice un futuro profesional prometedor.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here