Consejos para sobrellevar el doctorado

    0
    789
    consejos doctorado

    Cuando acabas tu formación de grado tienes distintas opciones. Puedes realizar un máster o un doctorado, por ejemplo. Esta última alternativa va a requerir una gran implicación por tu parte; deberás esforzarte y dedicar tiempo a esta tarea. Por eso hoy quiero contarte algunos consejos para sobrellevar tu doctorado, unos consejos sencillos pero que debes poner en práctica si no quieres que la situación te agobie y termine afectándote. O incluso te lleve a plantearte abandonar.

    Un reciente estudio publicado en la Research Policy puso el foco de atención en el impacto que tenía un doctorado sobre la salud mental de los doctorandos. Los resultados de este análisis afirmaron que el 32% de los estudiantes de doctorado evaluados (la muestra estaba tomada en Bélgica) está en riesgo de tener o desarrollar un trastorno psiquiátrico común como puede ser estrés o ansiedad y, especialmente, la depresión.

    Esto puede ser debido a que el doctorado precisa de años de trabajo, teniendo que dedicar mucho tiempo a ello. Algo que puede derivar en la aparición de conflictos relacionados con la conciliación laboral, familiar y académica. Todo suma. Es posible que nazcan sentimientos de frustración o de angustia; el tiempo pasa y las labores se acumulan, por lo que es fácil que todo ello desemboque en estrés o incluso, como veíamos antes, hasta en una depresión.

    Pero se trata de no llegar a estos extremos, y claro que es posible. Por eso hoy vamos a ver algunas maneras de controlar esos nervios y esa ansiedad y de gestionar mejor nuestro tiempo para que todo fluya adecuadamente y esta realidad no te desborde.

    Cómo ser estudiante de doctorado sin morir en el intento

    Lo primero que vas a hacer es definir tus objetivos. Incluso deberías intentar establecer unos plazos para ir cumpliéndolos. Después, crea una rutina de trabajo. Es decir, con suerte estás trabajando al mismo tiempo que eres estudiante de doctorado, así que toca crear un calendario en el que definas las horas que dedicarás a ello. Y cumplirlas… Al final, se trata de ser organizado, como en cualquier otra formación que estés haciendo, pero en este caso incluso más.

    También es importante que identifiques cuál es esa información que necesitas para tu trabajo y empieces por aquello que te resulta más complicado; si dejas lo fácil para el final siempre es más llevadero.

    Puede que, durante este camino, tu ilusión, tu fuerza, tus ganas, vayan mermando. Que la presión gane terreno y que te sientas cada vez más superado por la situación de compaginar esta labor con un trabajo o con tu familia. Puede que te plantees abandonar. Pero antes de tomar esta decisión, para un poco. Respira. Reflexiona.

    Reúnete con el director de tu tesis y habla con él. Sal a tomar algo con tus amigos o dedica la tarde a leer. Para un momento y piensa cuál es el objetivo de lo que tienes entre manos. Quizá toque redefinir prioridades, pero sin dejar de trabajar. No permitas que la situación te sobrepase. Y no dejes de lado tu tiempo de ocio, tu tiempo para ti y los tuyos. Eso es esencial para mantener tu salud mental.

    Por otro lado, tal y como aconseja Roberto Güerri, médico adjunto de Enfermedades infecciosas del Hospital del Mar de Barcelona, no debes dejar para el final la inclusión de la información en la base de datos. Es algo que has de hacer desde el principio para que después no se convierta en una ardua tarea que te cueste más de lo debido.

    Para evitar la desmotivación durante el doctorado es fundamental que pongas tu atención en los pequeños logros diarios. A veces sucede que vemos la meta final tan lejos que nos terminamos desinflando por el camino, porque parece que nunca llegamos. Pero si te centras en lo pequeño pero importante que vas haciendo día a día, en ese reto que ya has superado, seguro que continúas tu trayecto mucho más motivado.

    estudiantes doctorado

    Disfruta del camino del doctorado

    El doctorado es un gran periodo de aprendizaje del que debes disfrutar. Elige bien el tema de tu tesis, pues será un punto imprescindible para que todo llegue a buen término. Escoge algo que de verdad te apasione, sobre lo que de verdad te apetezca investigar.

    Y trata de ser constante y organizado durante este proceso. Cuida tu alimentación, pues necesitas de grandes dosis de concentración y tu cerebro va a sufrir un gran desgaste. Es vital que lleves una dieta saludable y equilibrada para controlar las situaciones de estrés o ansiedad. Todo influye.

    Sobre todo, no claudiques. Es un momento en el que debes tener paciencia. Los resultados no son inmediatos y toca perseverar, avanzar poco a poco y mantener una actitud proactiva y activa en todo momento. Porque de lo contrario llegará la desmotivación, dejarás de ser productivo y terminarás agobiado e incluso pensando en abandonar.

    El doctorado es como una maratón. Debes dosificar tus fuerzas para llegar al final con mayores garantías de éxito. La meta te está esperando, y llegar a ella hará que te sientas muy satisfecho. No te rindas.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here