Cómo destacar en una entrevista personal

    0
    812

    Puede ocurrir que durante un proceso de selección para la concesión de una beca debas realizar una entrevista personal. O para entrar en alguna universidad. Siempre para optar a un puesto de trabajo. Es una de las situaciones que más temor suscita ya que debes enfrentarte a uno o varios desconocidos a los que tienes que convencer de que eres el mejor para esa beca, para esa plaza en su centro, para ese empleo.

    1. Debes ser sincero y natural. Que destaques por lo que tú eres y no porque inventes una pose de algo que nunca has sido.
    2. Cree en ti mismo y demuestra que eres el mejor. Pero porque realmente lo creas. No se trata de exagerar ni alardear, debes ser consciente de tus puntos fuertes y ponerlos en valor frente a la persona que te entrevista. Sin excusas ni rodeos. Con seguridad y una sonrisa.
    3. Debes acudir muy bien informado de en qué consiste el programa de becas, la filosofía de la universidad, la empresa que busca trabajadores… Cuál es su misión, qué buscan de ti y cómo se lo puedes ofrecer tú. Demuestra tu compromiso por aquello a lo que optas. Explícales que sabrás aprovechar al máximo la oportunidad.
    4. Es importante que acudas con una actitud positiva y proactiva. Que vean en ti que eres capaz de hacer cosas por ti mismo y que esa beca, esa universidad o esa empresa que ofrece un trabajo van a tener en ti una persona muy valiosa y que se implicará totalmente con su cometido.
    5. Nunca te infravalores. Debes conocer tus puntos fuertes como ya hemos dicho pero también tus debilidades, y si en algún momento te preguntan por ellas deberás saber darle la vuelta para que nunca supongan un obstáculo.
    6. Antes de presentarte a esa entrevista, debes tener muy presente aquello que te diferencia del resto, eso que te hace único y que con lo que puedes convencer a tus oyentes. Seguramente formarás parte de un proceso competitivo con muchos participantes, así que busca eso que te hace único. Seguro que lo encuentras.
    7. Vigila tu lenguaje no verbal. Puede jugarte una mala pasada, así que ten muy en cuenta que además de con las palabras te comunicas con tus gestos. No te muevas inquieto, no cruces los brazos, no evites la mirada directa. Ensaya frente a un espejo si hace falta o grábate en vídeo, pero debes mostrarte seguro también con tu cuerpo.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here