¿Por qué es importante aprender a través de proyectos reales?

    0
    248

    El aprendizaje es la base sobre la que se sustenta nuestra etapa universitaria. Aprendemos sobre la materia que estamos estudiando, aprendemos a desenvolvernos solos en un entorno nuevo, aprendemos a convivir con personas diferentes y aprendemos a enfrentarnos a nuestro futuro profesional. Es fundamental que durante este tiempo sepas exprimir al máximo cada momento, cada oportunidad, cada situación en la que te encuentres.

    De hecho, muchas de estas oportunidades y situaciones tendrás que buscarlas tú. Y cuanto más reales sean esos entornos y proyectos en los que te involucres mejor preparado estarás para dar el salto al mundo laboral.

    La vida universitaria abarca muchos ámbitos. No solo el puramente académico, sino también es muy importante, necesario diría yo, adentrarse en otro tipo de actividades como clubes de estudiantes, concursos y proyectos reales realizados por los propios alumnos que enriquecen muchísimo esta experiencia.

    Aprender en entornos reales

    En la Universidad Europea lo tienen claro. De hecho, su escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño apuesta firmemente por ello y por la fórmula de aprender haciendo. Y es que cuando el alumno pone en práctica la parte teórica en un proyecto concreto y real observa la materialización de ese aprendizaje, incrementa sus conocimientos y adquiere nuevas habilidades que le resultarán de utilidad en un futuro.

    Es lo que ellos llaman el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), un método que emplea un determinado proyecto como eje del propio aprendizaje. Este proyecto se lleva a cabo en equipo y los profesores sirven como guía. Y en él participan empresas que ofrecen datos reales y forman parte de su consecución. Para que sea de verdad y los alumnos aprendan de manera más real.

    Por otro lado, también cuentan con clubes de estudiantes de muy variada temática. Por ejemplo, en algunos de ellos fabrican coches de Fórmula 1 y compiten con otras universidades del mundo. También los propios estudiantes organizan eventos en los que se incluyen talleres temáticos y donde ellos mismos, ayudados por los referentes de cada sector, dirigen sus propios proyectos.

    Son muchas las oportunidades que un estudiante universitario se encuentra a lo largo de su trayectoria académica. También son muchas las actividades que puede hacer. Y debe ser capaz de identificarlas y poder sacarles todo el jugo posible para aprovechar al máximo esa ocasión única que tiene delante: la de formar parte de un proyecto creado en un entorno real donde podrá adquirir habilidades y desarrollar competencias gracias al aprendizaje experimental, con situaciones y casos reales. Porque todos podemos evolucionar, incluso en ámbitos que ni sabíamos que nos encantaban. Esa es la parte más bonita de esto.

    Compartir
    Artículo anteriorCómo mejorar la concentración en 5 pasos
    Artículo siguiente¿Por qué no es lo mismo estudiar derecho que ser abogado?
    Colabora con Becas Estudio desde su creación. Licenciada en periodismo, ha seguido muy de cerca el mundo de la educación ofreciendo día a día noticias y becas de interés para estudiantes y actuando como guía en su camino hacia la formación que les garantice un futuro profesional prometedor.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here