La postura correcta para estudiar

    0
    4019
    postura correcta estudiar

    Una larga jornada de estudio pueden hacer estragos en tu espalda y en tus músculos. Mantener una correcta postura es imprescindible para evitar dolores o incluso alguna lesión y es que estar mucho rato en la silla, frente al libro o frente a un ordenador, es uno de los principales motivos por los que aparecen estos problemas, y más cuando no se hace correctamente. Cuanto más ignores la postura de tu cuerpo peor se va a volver y más repercutirá en tu espalda, apareciendo dolores, contracturas… Esta zona es la que sostiene al cuerpo y hace que nos movamos adecuadamente, por eso es importante cuidarla.

    Lo primero de todo que has de hacer es sentarte con la espalda recta y las lumbares apoyadas, con un respaldo que te llegue hasta los omóplatos. Los pies bien apoyados, planos o con reposapiés, en el suelo. Debes hacer pequeños descansos de manera regular para estirar la musculatura y las articulaciones. No te va a llevar más de unos minutos, puedes hacerlo cada hora. Nada de estudiar sobre la cama o tirado en un sillón. Tampoco eches la cabeza para adelante ni curves la espalda sobre la mesa porque estarás poniendo todo el peso sobre tu columna. Mantente recto y si quieres evitar que se te baje la vista, y la cabeza y el cuerpo con ella, estudia con un atril que te ayude a estar erguido.

    Si estás frente al ordenador igualmente has de cuidar tu postura. Deberás ajustar la altura de la silla de manera que los antebrazos queden apoyados sobre la mesa, con los codos formando un ángulo recto hasta el teclado, y lo mismo con los pies, dejando las rodillas dobladas en ángulo recto y los pies en el suelo o en un reposapiés si te sientes así más cómodo. Son buenos para mantener la postura durante más tiempo sin que aparezcan “vicios”. Y, en este caso, igualmente deberás levantarte cada cierto tiempo para estirarte y relajar la vista y el cuerpo.

    Una mala postura durante el estudio repercute en dolores de espalda pero también de cabeza, cervicales, cansancio en los ojos… Es recomendable, para ayudar a mantenerla, que la altura del asiento sea igual a la largura de tus piernas. La mesa debe estar a la altura de tu estómago, nunca más baja, puede ser plana o estar un poco inclinada hacia delante o con atril como te comentaba antes. Todo influye y todo cuenta.

    Compartir
    Artículo anteriorAlstom Talent Energy oferta 40 plazas para recién titulados
    Artículo siguiente¿Qué no puedes decir en una entrevista de trabajo?
    Colabora con Becas Estudio desde su creación. Licenciada en periodismo, ha seguido muy de cerca el mundo de la educación ofreciendo día a día noticias y becas de interés para estudiantes y actuando como guía en su camino hacia la formación que les garantice un futuro profesional prometedor.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!

    Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

    Please enter your name here