Si es tu primer día de trabajo: te damos 3 consejos para superarlo

    0

    Si acabas de graduarte o estás a punto de hacerlo, ha llegado el momento de encontrar tu primer empleo. Una vez que lo hayas encontrado, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a dar una buena primera impresión en tu primer día.

    ¿Cómo superar los nervios del primer día de trabajo? 

    Todos los comienzos son difíciles, y superar el primer día de trabajo no es la excepción. Sabemos que un torbellino de ideas pasa por tu mente y alimentan las inseguridades propias de principiantes. 

    El onboarding y el offboarding son dos momentos claves en la vida de una empresa. Tanto para la función de RRHH, que debe prepararlas, como para un empleado. Si la empresa cuenta con una estrategia de onboarding y offboarding, deberías recibir apoyo durante tu integración. Para prepararte, aquí tienes algunos consejos que puedes utilizar.

    Prepárate con antelación

    La preparación no comienza el primer día de trabajo, sino que debes comenzar unos días antes. Si te alistas con antelación, estarás demostrando profesionalismo y créenos que la empresa lo notará. La improvisación, en este caso, no es una buena estrategia. 

    Descansa bien el día anterior

    No permitas que los nervios te quiten el sueño. Sabemos que la ansiedad es difícil de controlar, pero puedes utilizar algunos recursos. Por ejemplo, puedes hacer una meditación guiada que te ayude a conciliar el sueño. Igualmente, procura cenar temprano y que la comida sea liviana. 

    Conoce bien la empresa

    Tómate el tiempo para investigar un poco sobre la empresa. Durante los días previos a tu primer día de trabajo lee su historia, misión, objetivos, etc. Averigua si tiene sucursales en otras ciudades o países y todos aquellos datos que consideres relevantes. 

    Llega a tiempo

    Por ser el primer día en nuevo trabajo, lo ideal es que llegues unos minutos antes del horario formal que te indicaron. Para ello, tienes que salir con tiempo de sobra. Una buena idea es descargarte aplicaciones en tu móvil que te ayudarán. Ellas te indican cuáles son la mejores rutas y medios de transporte para llegar a un destino. 

    La primera impresión cuenta (realmente)

    El famoso dicho “la primera impresión es la que cuenta” cobra mucho sentido en tu primer día de trabajo. Tu actitud inicial marcará el comienzo y el desarrollo de tu historia en la empresa. Para brindar una impresión positiva, ten en cuenta estos tres aspectos. 

    Vístete de forma adecuada

    Deja de lado los estándares que marca la moda y enfócate en una vestimenta apropiada para la ocasión. En este sentido, cada compañía tiene su estilo, por lo que quizás podrías averiguar de antemano qué tipo de vestimenta es la más acorde. Si esto no es posible, vamos a lo seguro que en este caso sería un atuendo de tipo casual. 

    Utiliza un lenguaje corporal positivo

    El lenguaje corporal habla de ti, por más que no te des cuenta. Muéstrate como una persona accesible, abierta, agradable y que genera confianza. Siéntate de forma correcta, mira a los ojos a tu interlocutor y sonríe siempre que sea conveniente. 

    Prepara tu presentación

    Jefes y compañeros querrán saber sobre ti. Es por esto que ten preparada una presentación personal y laboral que destaque lo mejor de ti. No tiene que más de un minuto y al relatarla debe sonar natural. 

    Imita lo que ves

    Cada empresa es un mundo y te tomará tiempo amoldarte. Nuestra sugerencia es que al comienzo imites las conductas que veas en tus colegas. Es una buena forma de aprender los códigos propios de la compañía. 

    Socializa con tus nuevos compañeros

    Construir una buena relación laboral es crucial para tener éxito en una empresa. La clave está en la forma en la que te relaciones con tus pares y tus jefes. 

    Sé abierto y pregunta

    En tu primer día de trabajo habrá miles de cosas que no sabrás y la única manera de aprenderlas es preguntando. No pondrás en evidencia ignorancia, sino un gran interés por tu trabajo. 

    Presta atención y toma notas

    Es importante que cuando obtengas las respuestas, las anotes y trates de aprenderlas para no preguntar varias veces lo mismo. Asimismo, presta atención a los movimientos internos de la empresa y a la ubicación de las instalaciones. 

    Participa en una comida o un afterwork

    Los almuerzos o salidas informales al finalizar la jornada laboral son una oportunidad de conocer a tus supervisores y compañeros. Cancela tus planes y únete a ellos en un ambiente menos formal y más relajado. 

    Relájate y disfruta

    Aunque suene contradictorio, el primer día de trabajo también debe ser una instancia de relax. Cuando te relajes, empezarás a disfrutar de tu trabajo nuevo. Después de todo, ya estás trabajando y es motivo de celebración. 

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!

    Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

    Please enter your name here