Siete consejos para motivar a tus alumnos

    0
    1272

    Ya hemos hablado en anteriores artículos del tema de la motivación y hoy vamos a ver cómo ponerlo en práctica en las aulas. Y no es fácil, en este caso. Porque se trata de lidiar con personas de muy diferentes personalidades que deben trabajar día a día y sacar adelante unos estudios que, en algunas ocasiones, ni les gustan. Se trata de ser creativo y saber fomentar la ilusión de los estudiantes.

    1. Pasión. Es importante que quien motive a los alumnos sienta pasión por lo que dice y por lo que hace. Debe sentirlo. Sólo así logrará transmitir de verdad el mensaje e incluso hacer que los estudiantes sientan esa misma pasión y esas mismas ganas.
    2. Autoestima. Para que consigan sus objetivos académicos, para que sepan ser felices con lo que hacen, es fundamental que el docente potencia su autoestima. Que les enseñe a creer en ellos mismos, a superar sus tropiezos, que puedan expresar lo que sienten y lo que anhelan. Así avanzarán más fuertes.
    3. Personalización. Es esencial, también, que el docente conozca a sus alumnos, que demuestre que son personas y sepa qué les interesa, qué buscan en su aprendizaje, para adaptar sus clases a ese ritmo vital que ellos presenten.
    4. Trabajo en equipo. Tú llevas la batuta, pero en la orquesta tocan todos. Deben saber trabajar en equipo, colaborar, estar juntos y saber que eso les hace valiosos. Y que se sientan orgullosos de eso.
    5. Establecer metas. Si sabemos a dónde nos dirigimos, seremos capaces de encontrar el mejor camino para llegar. O el camino más largo, pero sabremos llegar. Deben ser objetivos realistas, que se adecuen al nivel que lleve la clase y consigan que los estudiantes descubran en qué son fuertes y en qué deben mejorar.
    6. Lenguaje en positivo. Tan importante es lo que decimos como el modo en el que lo hacemos. Por eso, en clase se debe hablar siempre en positivo, agradeciendo su participación, premiando la iniciativa, que sepan que el interés que ponen está valorado y haciendo ver que sus palabras y su trabajo son necesarios en la clase.
    7. Creatividad y sinceridad. Una docente que sorprende, que fomenta la ilusión, la imaginación, que hace que los alumnos esperen a su siguiente clase con ganas, será un docente que motive. Por eso la creatividad es muy importante, y siempre, todo, con sinceridad y cercanía, que no lo vean como un “loco” extraño.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!

    Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.

    Please enter your name here