7 beneficios de la tecnología para el estudio

    0
    1844

    La tecnología es una buena aliada en el estudio como ya vimos cuando os contamos aplicaciones para el móvil que podían resultar de interés para los estudiantes. Hoy conocemos 7 beneficios que las nuevas tecnologías aportan a nuestro proceso de aprendizaje. Y es que se han convertido en parte activa en las metodologías actuales, tanto desde edades tempranas hasta en estudios superiores, siendo una herramienta muy útil en momentos determinados, o en casi todos. Lo vemos.

    1. Las nuevas tecnologías permiten a los estudiantes acceder a recursos educativos ilimitados, además de a una gran cantidad de información, obtención de fuentes, consultas, bibliografía, etc.
    2. Los métodos pedagógicos hacen uso de la tecnología para innovar, ser más interactivos y adaptarse a las necesidades de cada tipo de alumno, que puede interactuar con el profesor de una forma más amena, directa y altamente efectiva.
    3. Asimismo, facilitan la comunicación entre estudiantes, les ayudan a formar grupos de trabajo y a trabajar en red, a través de herramientas de trabajo en la nube o de transmisión de documentación. Pueden hablar por videoconferencias, foros, chats… Aunque puedan estar lejos físicamente, el intercambio de información es constante.
    4. Cada vez surgen más y mejores aplicaciones ofimáticas que ayudan a mejorar el rendimiento en el trabajo desarrollado día a día, aplicaciones que nos ayudan a manejar datos, a organizarlos, almacenarlos, compartirlos…
    5. Existen entornos virtuales para realizar actividades que refuercen lo aprendido en los que los estudiantes pueden poner en práctica la teoría que ya conocen y enfrentarse a situaciones similares a las reales que se encontrarán en un futuro próximo.
    6. Las aplicaciones nos ayudan a clasificar apuntes, compartirlos, guardar ideas, ordenar tareas pendientes… nos ayudan en la gestión de nuestro tiempo y de nuestros recursos.
    7. Algunas aplicaciones nos ayudan a mejorar la productividad y la concentración. A practicar ejercicios de memoria, retención y aprendizaje.

    En definitiva, se trata de saber entender que las nuevas tecnologías pueden ser unas de nuestras grandes aliadas a la hora de estudiar, ya que son herramientas útiles que, bien utilizadas, se convierten en imprescindibles para optimizar recursos y mejorar rendimientos.

    Compartir
    Artículo anteriorCómo mantener la mente activa en vacaciones
    Artículo siguienteLas mejores bibliotecas universitarias
    Colabora con Becas Estudio desde su creación. Licenciada en periodismo, ha seguido muy de cerca el mundo de la educación ofreciendo día a día noticias y becas de interés para estudiantes y actuando como guía en su camino hacia la formación que les garantice un futuro profesional prometedor.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here